Viernes 10 de mayo

Viernes 10 de mayo



UTILIZA EL PODER DE LA ALABANZA.

Cada vez que el espíritu de parte de Dios atormentaba a
Saúl, David tomaba su arpa y tocaba. La música calmaba
a Saúl y lo hacía sentirse mejor, y el espíritu maligno se
apartaba de él. 1 Samuel 16:23 (NVI)

El rey Saúl a menudo era atormentado por espíritus malignos. Cuando esto sucedía
llamaba a David, el salmista y pastor, a tocar el arpa. Los espíritus malignos siempre se
iban. La alabanza y la adoración son armas temidas en el infierno. Los poderes
demoníacos están desmoralizados por ello. No descuides esta arma. Es demasiado
poderosa para ignorarla.